DIA MUNDIAL DE LA DIABETES

 




Como cada año, el 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes con el objetivo de mejorar la concienciación y el conocimiento de la diabetes, así como tratar temas que estén directamente relacionados con ella.

Este año, y coincidiendo con el nombramiento por parte de la OMS como año de la enfermería, el tema principal del Día Mundial de la Diabetes será también la enfermería.

Tal y como el número de personas con diabetes continúa aumentando en todo el mundo, el papel del personal de enfermería y otros profesionales de la salud se está volviendo más importante en el manejo del impacto de la condición. El personal de enfermería con frecuencia es el primero, con el que una persona interactúa y por ello la calidad de la primera evaluación, atención y tratamiento es vital. Las enfermeras y enfermeros juegan un importante papel en:

  • El diagnóstico temprano de la diabetes para asegurar un tratamiento rápido
  • Proporcionar formación para el autocontrol y apoyo para las personas con diabetes para ayudar a prevenir complicaciones
  • Combatir los factores de riesgo de la diabetes tipo 2 para la prevención de la condición

LaFederación Internacional de la diabetes proporciona los últimos datos sobre el impacto mundial de la diabetes:

  • 463 millones de adultos (1 de cada 11) vivían con diabetes en 2019.
  •  El número de personas que viven con diabetes se espera aumente a 578 millones para 2030.
  • 1 de cada 2 adultos con diabetes está sin diagnosticar (232 millones). La mayoría tienen diabetes tipo 2.
  • 1 de cada 6 nacimientos vivos (20 millones) se ve afectado por un alto nivel de glucosa en sangre (hiperglucemia) en el embarazo.
  • Dos tercios de personas con diabetes viven en áreas urbanas y tres cuartos están en edad de trabajar.
  • 1 de cada 5 personas con diabetes (136 millones) tienen más de 65 años
  • La diabetes causó 4,2 millones de muertes en 2019.
  • La diabetes es responsable del 10% del total mundial gastado en atención en salud.
  • Dependiendo de la región mundial, hasta un 50% de las personas diagnosticadas con COVID-19 viven con diabetes.

 Qué es la diabetes

La diabetes se produce cuando el páncreas no produce suficiente insulina, o el organismo no utiliza eficazmente la que produce. La insulina es una hormona que regula el azúcar en sangre. Si no se controla puede dar lugar a hiperglucemia, que es el aumento del azúcar en la sangre.

Tipos de diabetes

Existen dos tipos principales de diabetes, además de la diabetes gestacional:

·             Diabetes tipo 1: el cuerpo no produce suficiente insulina. Las causas y los factores de riesgo de este tipo de diabetes son desconocidas.

·             Diabetes tipo 2: el cuerpo no gestiona correctamente la insulina que produce. Cuanto mayor es el perímetro de cintura y más elevado en Índice de Grasa Corporal (IGC) mayores posibilidades de desarrollarla. Este tipo de diabetes puede prevenirse y es mucho más frecuente que el tipo 1.

  • Diabetes gestacional: es un tercer tipo de diabetes y se caracteriza por el aumento de azúcar en sangre (hiperglucemia) durante el embarazo con valores superiores a los normales, pero no tan elevados como para diagnosticar la enfermedad. Las mujeres que la desarrollan corren más riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo y el parto. Y además tanto el bebé como la madre tienen más posibilidades de desarrollar diabetes del tipo 2 a lo largo de su vida.
  • Todos los tipos de diabetes pueden producir complicaciones graves e incluso la muerte. En 2012, la diabetes fue la causa directa de 1,5 millones de muertes en todo el mundo.

 

Síntomas de la diabetes

Los síntomas de la diabetes pueden ser sutiles así que presta atención a tu cuerpo y si observas varios de estos síntomas consulta a tu médico:

  • Sed excesiva y acudir con más frecuencia a orinar: el exceso de glucosa en sangre provoca que los riñones tengan que trabajar más para eliminar el exceso y cuando no pueden seguir el ritmo, la glucosa sobrante se elimina en la orina, provocando una deshidratación, que te provocará sed.
  • Cansancio: la diabetes deteriora la capacidad del cuerpo para usar la glucosa en las necesidades energéticas, así que probablemente te sentirás fatigado.
  • Pérdida de peso rápido: con la pérdida de glucosa por la orina, también se pierden calorías. La glucosa de los alimentos también tiene dificultades para llegar a las células, lo que provoca un hambre constante. La combinación de estos dos factores puede causar un adelgazamiento.

Otros síntomas son visión borrosa, llagas de curación lenta, infecciones frecuentes, hormigueo en manos y pies y encías rojas y sensibles.

Gran parte de los casos y sus complicaciones podrían prevenirse manteniendo una dieta saludable, actividad física regular y un peso corporal normal y evitando el consumo de tabaco.

 


Comentarios