SEMANA MUNDIAL DE LA INMUNIZACION


La Semana Mundial de la Inmunización

Comienza el 20 de abril, tiene como objetivo fomentar uno de los instrumentos más poderosos para la salud:  el uso de las vacunas para proteger  de diferentes enfermedades a personas de todas las edades.
La inmunización es una de las intervenciones sanitarias más costo eficaces y con más éxito, que evita entre 2 y 3 millones de muertes al año. La inmunización protege desde los lactantes hasta los ancianos frente a enfermedades como la difteria, las hepatitis A y B, el sarampión, la parotiditis, las enfermedades por neumococos, la poliomielitis, la diarrea por rotavirus, el tétanos o la fiebre amarilla.
Los beneficios de la inmunización se están extendiendo cada vez más a los adolescentes y los adultos, proporcionándoles protección frente a enfermedades potencialmente mortales como la gripe, la meningitis o algunos tipos de cáncer (por ejemplo, del hígado y del cuello del útero).
Sin embargo, cada año hay más de 20 millones de lactantes que no reciben las vacunas habituales, y más de 1,5 millones de menores de 5 años que mueren por enfermedades que podrían evitarse con las vacunas existentes.

Objetivos: más sensibilización, acceso y cobertura
El objetivo final de la Semana Mundial de la Inmunización es incrementar el número de personas y comunidades protegidas frente a las enfermedades prevenibles mediante vacunación. Durante esa semana, la OMS y sus asociados trabajan para:
·         Sensibilizar a la población de que la inmunización salva vidas:
·         Mejorar el acceso de las comunidades desatendidas y marginadas a las vacunas ya existentes y a las nuevas que puedan surgir, y
·         Incrementar la cobertura de vacunas para prevenir brotes.

La OMS alienta a las personas y a las organizaciones que trabajan en el ámbito internacional, nacional y comunitario, en los sectores público y privado y en la sociedad civil, a que participen en las actividades de la Semana Mundial de la Inmunización.

Basándose en el lema mundial, “Protege tu mundo, vacúnate”, la participación puede adaptarse a las prioridades de salud pública regionales y nacionales. Las actividades pueden consistir en campañas de vacunación, talleres de capacitación, mesas redondas, campañas de información pública, etc.



EXTRAIDO DE PAGINA DE OMS

Comentarios